Imágenes estremecedoras: así duermen los niños sirios refugiados

Valentina C. @VIX Entérate.

La historia de los refugiados ya nos llegó al corazón y nos estremeció a todos. Sufrimos con ellos y luchamos también con ellos para que las tierras de todo el Planeta también le pertenecieran a quienes debieron abandonar sus hogares.

ninos sirios refugiados

Pero… ¿nos pusimos a pensar en los niños? Su infancia se vio destrozada por una guerra que no les pertenece. Vieron como sus hogares se destruían y como su familia moría. Y, además de todo eso, padecieron el no tener un techo, el dormir en la calle o en un campo de refugiados.

Más de la mitad de los refugiados, es decir 2,4 millones de personas, son niños. ¿Qué será de la vida de todos ellos? ¿Lograrán vencer las adversidades y convertirse en adultos?  

Magnus Wennman decidió fotografiarlos en un momento tan natural como es dormir. En sus ojos, en sus posturas, en sus manos y en sus pies se nota el sufrimiento de una vida que ya no les pertenece. Las fotos son completamente estremecedoras.

Fara tiene 2 años. Tuvo que dejar su hogar y su amor al fútbol. A pesar de eso, su padre siempre intenta “crearle” pelotas de fútbol con lo que esté por su camino.

Amir nació siendo refugiado. Tiene 2 años pero hasta ahora no ha dicho una sola palabra.

Lamar tiene 5 años y vive en un bosque. Su casa fue destruida por una bomba.

Mahdi tiene 1 años y medio. Solo ha conocido la guerra.

HAhmad tiene 7 años. Una bomba explotó en su hogar. Él logró sobrevivir pero su hermano menor no. Fueron forzados a huir. Ahora van de campo en campo buscando un lugar donde vivir.

Haz clic para descubrir
Moyad tiene 5 años.
Fue junto a su madre al supermercado. Pasaron junto a un taxi y una bomba explotó. Su madre falleció y él tiene metralla en su cabeza, en su espalda y en su pelvis.

Ralia y Rahaf

Ralia (7 años) y Rahaf (13 años), perdieron a su madre y su hermano producto de una granada. Durante un año, han dormido en las calles de Beirut junto a su padre.

Shehd tiene 7 años. Adoraba dibujar. De un momento para otro solo dibujaba armas. Y luego, dejó de dibujar y de jugar. “Se convirtió en adulta”, comentó su madre. Hay días que no tienen para comer.

Abdullah

Con 5 años tiene una enfermedad en la sangre, pero su madre no puede pagar los medicamentos. Su hermana fue asesinada frente a él y no ha podido superar el shock. Todas las noches tiene pesadillas.

Tamam

Con tan solo 5 años, Tamam le tiene miedo a su almohada. Su ciudad era atacada noche tras noche. Dormir se asemeja a la muerte. Y su almohada es el arma más peligrosa.

Gulistan

Tiene 6 años y no quiere dormir. Extraña su hogar y también echa de menos a su almohada. Finge que duerme, solo cierra los ojos. Porque si finalmente se duerme las pesadillas se hacen realidad.

Ahmed tiene 6 años. Mientras los adultos intentan cruzar a Hungría, él duerme en el pasto. Su padre murió en Siria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s