El precipicio de los jóvenes extutelados

  • Las asociaciones que los auxilian reclaman más subvenciones para paliar el problema del desempleo juvenil

  • 300 adolescentes pierden cada año la protección del Consell al cumplir los 18

Jóvenes extutelados reunidos en una casa de emancipación de la fundación Ángel Tomás.

Cierre los ojos y viaje al día de su 18 cumpleaños. Imagínese ahora sin familia. O con una desintegrada por las drogas, el drama de la inmigración o la pobreza. Sus estudios, truncados por una infancia de dificultades. Y su casa no es propia. Es un centro de menores en el que toca hacer las maletas con la mayoría de edad. ¿Bajo qué techo dormir? ¿Cómo ganarse el sustento? ¿Cómo construir el futuro?

Las mismas preguntas se hacen los casi 300 menores que cada año se convierten en adultos bajo el paraguas protector de la Generalitat. Según Igualdad y Políticas Inclusivas, 121 de ellos soplan las velas en centros de la red autonómica y 172 lo hacen con familias de acogida o parientes próximos que no son sus padres. A partir de ahí, la encrucijada. Los caminos se multiplican y los destinos divergen.

Los que alcanzan la mayoría de edad con una familia de acogida pueden escoger quedarse con ellos si todos están de acuerdo, sin más trámite. Son adultos. Lo mismo sucede con aquellos chavales criados con sus tíos o abuelos tras ser apartados de sus padres por el riesgo que entrañaban. Pero es más, incluso pueden regresar con esos progenitores de los que fueron alejados de niños si así lo desean. Siempre y cuando no lo impidan medidas judiciales de custodias o alejamientos.

¿Dónde va un joven de 18 años sin papeles, sin trabajo, sin estudios terminados, sin techo y con la familia más cercana en Mali? Los que pueden, y si hay plaza, a las viviendas de emancipación, pisos compartidos de cinco o seis plazas para jóvenes que intentan encontrar su primer empleo a marchas forzadas. Es un salvavidas lanzado por más de una decena de asociaciones, la mitad de ellas de inspiración cristiana. La Generalitat aporta subvenciones para estos proyectos que este año rondan los 375.000 euros, un 67% más que el año pasado. En un país con un desempleo juvenil del 42%, los extutelados con situaciones más complejas se verían abocados a la indigencia sin las ayudas públicas y las que proceden de la caridad. Salen adelante con el esfuerzo anónimo de voluntarios y trabajadores sociales que ayudan a convertirse a los jóvenes en cocineros, carpinteros, mecánicos o agricultores, las salidas laborales más frecuentes.

Estos pisos y el trabajo con los jóvenes los gestionan organizaciones como Iniciativa Solidaria Ángel Tomás (Salesianos), Asociación Nuevo Futuro, Cruz Roja, Caritas o la Fundación Amigó. El año pasado la Generalitat subvencionó 14 programas para atender a 75 extutelados. Pero los impulsores de los proyectos coinciden: «Las subvenciones de la Generalitat son insuficientes para los gastos que se generan. Alquiler, suministros, ropa, manutención, desplazamientos…». En algunos casos, aseguran, cubren sólo un tercio de los gastos que se generan.

Segundo García, secretario de Ángel Tomás, lanza la voz de alarma: «Hacen falta más plazas y más ayudas, pues cada vez es más difícil encontrar empleo y permanecen más tiempo en los pisos hasta que se les presenta alguna opción digna. Hay chavales que deseaban entrar en pisos de emancipación y se han tenido que buscar la vida al no lograrlo. Y también se han formado listas de espera. Es urgente un mayor apoyo o muchos acabarán en la calle».

http://www.lasprovincias.es/comunitat/201702/20/precipicio-jovenes-extutelados-20170220001042-v.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s