Los 10 trastornos de la alimentación más habituales

Xavier Molina. Psicología y mente.

¿Cuáles son los principales desórdenes alimenticios y cuáles son sus características?

Los 10 trastornos de la alimentación más habituales

Vivimos en una sociedad donde prima el físico, donde se nos valora por nuestra apariencia física.

Estamos continuamente expuestos a unos medios de comunicación que usan la publicidad para establecer ciertos cánones sobre lo que es bello y lo que no lo es, promovidos también por el mundo de las pasarelas, que suelen mostrar una imagen irreal de las mujeres, y también de los hombres.

El físico y la apariencia: una preocupación patógena

Todo esto ha causado que la preocupación por la apariencia física sea una de las grandes lacras de los tiempos modernos. Aunque se solía atribuir esta fijación por la belleza como algo más común en las mujeres, lo cierto es que también son muchos los hombres que viven pendientes del marcador de la báscula o de la proporción de sus facciones.

¿Cuáles son los trastornos de alimentación más comunes?

Esta obsesión por el atractivo físico puede convertirse en un serio problema para nuestra salud mental y física, sobre todo por lo que atañe a los trastornos de la alimentación. Hoy veremos cuáles son los principales trastornos alimenticios y cuáles son sus características principales y los peligros que éstos acarrean para nuestra salud.

1. Anorexia nerviosa

La anorexia nerviosa se caracteriza por una pérdida abrupta e importante de peso, situándose éste por debajo de los mínimos saludables. Este bajo peso es el efecto de una conducta patológica de la persona afectada, que realiza un control minucioso en la ingesta de alimentos, por su temor a ganar peso y por una severa distorsión de su imagen corporal, asociada a una baja autoestima.

Las personas que sufren anorexia comen muy poco y usan ciertos rituales y mecanismos para no engordar. Solo consumen unos pocos alimentos, lo cual provoca un déficit importante de vitaminas, minerales y de macronutrientes, que acaban afectando seriamente a su salud física.

Es un trastorno muy asociado a la obsesión por el físico y por una figura delgada. Pueden llegar a dejar de comer, tomar ciertos remedios para tener menos apetito o consumir laxantes para perder peso de forma rápida. Este trastorno alimenticio suelen sufrirlo las mujeres adolescentes, aunque en los últimos tiempos han repuntado los casos de mujeres adultas e incluso hombres con esta afectación.

Un poco más de información: “La anorexia podría tener un origen genético”

2. Bulimia nerviosa

La bulimia nerviosa es un trastorno de la alimentación que se caracteriza por la presencia de atracones de comida frecuentes. Durante estas crisis, las personas bulímicas ingieren una gran cantidad de alimentos de forma descontrolada, y posteriormente realizan rituales de purga para no ganar peso. Estos pueden ser provocarse el vómito, hacer ejercicio durante muchas horas, no comer o el uso de productos diuréticos y laxantes.

Esta enfermedad también es más común en mujeres que en hombres, y suele debutar durante la adolescencia. La persona que sufre bulimia es completamente consciente de que su conducta alimentaria es patológica.

Sobre las causas de la bulimia, se ha estudiado a fondo y aun y así no hay conclusiones claras. Se suele decir que hay tanto factores genéticos como psicológicos, familiares y/o culturales que podrían hacer a unos individuos más propensos que otros.

Saber más: “Bulimia nerviosa: el trastorno de los atracones y vómitos”

3. Ortorexia

La ortorexia es una alteración en la conducta alimentaria que cada vez afecta a más personas. la ortorexia se caracteriza por una obsesión patológica por la comida saludable. Son personas que eligen con mucho esmero los alimentos que van a comer, tienen un control meticuloso sobre los componentes de todo lo que ingieren y sobre la preparación de los alimentos.

Esta obsesión puede llevar a un control realmente enfermizo sobre los ingredientes, los métodos de cocina… Se suele decir que las personas que desarrollan ortorexia son las personas que empiezan a obsesionarse con la comida poco a poco. En las etapas tempranas, pueden evitar comer alimentos como la carne roja o azúcares, y poco a poco van ampliando sus ‘manías’.

Saber más: “Ortorexia, la obsesión por los alimentos saludables”

4. Vigorexia

La vigorexia es un trastorno que no solo implica un desajuste en la conducta alimentaria, sino también dismorfia muscular, también conocido como síndrome de Adonis o anorexia inversa. La vigorexia es la obsesión por lucir unos músculos portentosos y un físico fuerte.

En esta obsesión, el afectado siente temor a verse demasiado débil o delgado, y por ese motivo ejercitan su cuerpo en gimnasios con el fin de aumentar la masa muscular. Además, ingieren suplementos como proteínas y anabolizantes que les ayude a ponerse cada vez más musculosos.

5. Permarexia

La permarexia es un trastorno de la alimentación que ha surgido recientemennte, y que está empezando a preocupar a las autoridades sanitarias. la permarexia consiste en la obsesión por seguir dietas y regímenes de forma permanente.

Las personas afectadas con este trastorno alimenticio están continuamente siguiendo dietas estrictas para perder peso, tienen malos hábitos y conductas irracionales en la alimentación. La permarexia no se considera en sí misma un trastorno, pero sí es considerada una conducta de riesgo que puede ser la antesala de enfermedades graves como la bulimia o la anorexia.

6. Potomanía

Es importante mantenerse bien hidratado, y beber agua es una de esas recomendaciones universales que todos intentamos cumplir. Beber dos litros de agua al día, como nos manda el médico.

Estar hidratado hace que nuestra piel esté más sana, y facilita la digestión y la pérdida de grasas, pero hay personas que sobrepasan los límites de esta práctica. Y sí, beber mucha agua es un hábito pernicioso para nuestra salud. Este consumo excesivo de líquido suele recibir el nombre de potomanía o hidrolexia, y es un desajuste alimenticio que consiste en ingerir mucha cantidad de agua, a pesar de no tener sed.

Beber demasiado agua puede poner en riesgo nuestras funciones orgánicas, ya que satura la función de nuestros riñones y altera los componentes normales de la sangre, entre otras cosas.

7. Pregorexia

La pregorexia es un desorden alimenticio propio de algunas mujeres embarazadas. Estas mujeres en estado de buena esperanza dejan de comer lo necesario para que el feto pueda desarrollarse sin problemas, y suelen hacer dieta y rutinas deportivas muy intensas con el objetivo de mantener una figura delgada.

Este trastorno, parecido a la anorexia (aunque menos severo), lo padecen mujeres que, estando embarazadas, tienen un miedo intenso de engordar durante los nueve meses que dura la gestación. Algo que es biológicamente imposible y que puede poner en riesgo la salud del bebé que viene en camino.

Está bastante estudiado que las mujeres que sufren pregorexia tienen antecedentes relacionados con la anorexia. Pero también ocurre, en ocasiones, que las mujeres que desarrollan pregorexia acaban padeciendo anorexia.

Otros factores que causarían la pregorexia serían el perfeccionismo, la intestabilidad emocional y la baja autoestima.

Saber más: “Pregorexia: mujeres embarazadas que no quieren engordar”

8. Pica

La pica es un desorden alimenticio que afecta a algunos niños. Se caracteriza por el deseo irrefrenable de los pequeños de la casa a ingerir sustancias u objetos que no son nutritivos, como tierra, hormigas, bicarbonato, pegamento, insectos, papel, pequeños trozos de plástico o madera… Todos son objetos y cosas que, en principio no tienen ningún valor alimenticio y que, probablemente, no sea aconsejable ingerir.

La pica está vinculada a niños con dificultades cognitivas y a otros desórdenes del desarrollo.

9. Manorexia

La manorexia es un desorden de la alimentación que guarda algunas similitudes con la anorexia y la vigorexia. También se conoce la manorexia como anorexia masculina. Las personas que sufren este trastorno tienen auténtico miedo a ganar peso, y eso les conduce a ejercitar su cuerpo de forma excesiva y a estar siempre siguiendo dietas y ayunos poco saludables.

Es una enfermedad que se ha visto especialmente representada en hombres que trabajan en el sector de la moda y en deportes en los que se exige una figura muy liviana, como las carreras de caballos.

10. Drunkorexia

La drunkorexia, también denominada ebriorexia, es un trastorno alimenticio que ha tenido un gran auge entre adolescentes y adultos jóvenes. Se trata de la práctica de dejar de ingerir alimentos para contrarrestar el exceso calórico producido por las grandes cantidades de alcohol que consumen durante varios días.

La drunkorexia es un hábito terriblemente malo para la salud psíquica y física de una persona, ya que es un punto intermedio entre la anorexia nerviosa y la adicción al alcohol.

https://psicologiaymente.net/clinica/trastornos-alimentacion-habituales

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s