Cuando No Puedo Dejar de Preocuparme

 17 de agosto de 2016 Psicoemociónate.

17 de agosto de 2016 Escrito por Ansiedad y Estrés 0 comentarios en “Cuando No Puedo Dejar de Preocuparme”

“Durante el año me preocupa la relación con mis compañeros en el trabajo, cuando se acercan las vacaciones me agobio por tener que coger un avión, cuando voy al médico a una revisión rutinaria me angustian los posibles resultados, si mi hijo sale con los amigos a partir de una hora no puedo dejar de imaginar todo lo que le puede pasar y no puedo evitar llamarle sin parar, si mi familia me comenta que no me puedo tomar las cosas así… entonces me inquieto todavía más. A veces está justificado y otras soy consciente de que no tiene sentido que me alarme, pero mi problema es que no puedo dejar de preocuparme

trastorno ansiedad generalizada psicoemocionate

En el Trastorno de Ansiedad Generalizada (TAG) nos encontramos ante una persona que sufre una preocupación y ansiedad constantes. Su malestar sobrepasa en intensidad y frecuencia a la posibilidad real de que ocurra lo que teme.

Y no está focalizado sobre un tema en concreto como ocurre con otros trastornos de ansiedad, como puede ser el trastorno de pánico (en el que la persona lo que teme es a tener una crisis de ansiedad) o el trastorno de fobia específica (por ejemplo la fobia a la sangre). En el TAG el objeto de preocupación va cambiando (hoy puede ser el trabajo y mañana la posibilidad de sufrir un infarto o de que la pareja le abandone)

En un trastorno complicado porque tiende a hacerse crónico y suele presentarse junto a otros trastornos. El de pánico, las fobias específicas y los trastornos del estado de ánimo son los más habituales

Las Características del TAG son:

  • Preocupación Orientada al Futuro (“no puedo dejar de pensar en el futuro y siempre es en términos trágicos, soy incapaz de mantener mi mente tranquila en el presente”)
  • Evitación de Situaciones y Circunstancias que se perciben como una amenaza (“no voy de fin de semana con mis amigos porque han decidido ir en coche en vez de en tren y siento que voy a matarme en un accidente”)
  • Ausencia de comportamientos adecuados de afrontamiento debido a que se dan por hecho que los resultados van a ser catastróficos (“no voy al médico a hacerme la revisión porque seguro que en los resultados sale que tengo cáncer”)
  • Anticipar sucesos negativos futuros que rara vez son probables (“el mes pasado se estrelló un avión de pasajeros, mi vuelo va a ser el siguiente”)
  • Rumiación (“por más que intento pensar en otra cosa en mi mente sólo aparecen imágenes de mi misma tirada en el suelo, con un ataque. No puedo desconectar y pensar en otra cosa”)
  • Hipervigilancia (“Estoy pendiente de cualquier señal de mi cuerpo de que algo no va bien. La semana pasada me dolía la cabeza y pensé que tenía un tumor cerebral y esta semana parece que tengo algo de estreñimiento y creo que puede ser que mis riñones estén empezando a funcionar mal”)
  • Síntomas físicos y psicológicos como tensión muscular, migraña, contracturas, dificultad para dormir, irritabilidad, cansancio, inquietud o impaciencia, falta de concentración

El tratamiento del TAG que se lleva a cabo desde la terapia psicológica cognitivo conductual junto con las herramientas que proporcionan las terapias psicológicas de tercera generación, consiste en:

  • Técnicas de Respiración y Relajación Muscular Progresiva
  • Reconocimiento y Gestión de Pensamientos Ansiógenos
  • Aumentar la Tolerancia a la Incertidumbre y Desarrollar Autoconfianza
  • Práctica de Mindfulness
  • Técnicas de Aceptación y Defusión Cognitiva, como una forma diferente de relacionarse con los pensamientos angustiosos e indeseados
  • Potenciar una Mayor Sensación de Control Percibido
  • Exposición Gradual
  • Entrenamiento en Habilidades de Regulación Emocional

Pistas

  • El TAG tiende a hacerse crónico y en raras ocasiones se consigue superar sin ayuda profesional
  • Nuestra mente es tremendamente tramposa y nos engaña haciéndonos creer que todo lo que imagina es real. Aprender a tomar distancia y no creer todo lo que nos cuenta es clave en los tratamientos de ansiedad

Idea clave

Cuando la ansiedad se vuelve trastorno no deja títere con cabeza. No permite desconectar, ni disfrutar, afecta a las relaciones familiares, al trabajo y al descanso. La buena noticia es que hay tratamientos para combatirla

http://psicoemocionate.com/trastorno-ansiedad-generalizada/?utm_content=buffer473b2&utm_medium=social&utm_source=twitter.com&utm_campaign=buffer

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s