7 trucos a utilizar cuando un diálogo se convierte en una pelea

Respuestas rápidas para peleas inútiles.

Toiletpaper

¿Quién no ha estado alguna vez metido en medio de una discusión sin saber muy bien cómo ha acabado allí? Conversaciones normales que de pronto, por algún volantazo del destino y una frase mal formulada, se convierten en una fuente de palabras negativas que acaban en gritos, enfados y relaciones interrumpidas.

Según la experta en negociaciones Kathleen Keller Readon, cada persona es al menos un 75% responsable de cómo la tratan los demás. Para ella, es posible manejar con éxito una conversación que de pronto se vuelve adversa teniendo preparadas un conjunto de respuestas que pueden desarmar a nuestro interlocutor y tirar por tierra todas sus ganas de pelea.

En concreto, hay que tener en cuenta las siguientes 7 nociones básicas para enfilar una conversación que se está saliendo de madre.

1. Replantear la cuestión desde una perspectiva diferente

Consiste en describir las palabras o acciones del otro desde otro punto de vista para evitar el conflicto. Si durante unas cervezas con tus amigos sale el tema político y la conversación llega a acalorarse hasta el punto de que uno de ellos suelta un “no quiero pelearme por esto”, la respuesta más lógica es que le digas: “no nos estamos peleando, esto es un debate y tú eres muy bueno debatiendo”.

2. Refrasear, decir las palabras de una manera menos negativa

Si en medio de una discusión con tu novio él te acusa de ser una cabezona, terca o intransigente, en vez de enfadarte, opta por sonreirle y soltarle algo así como “es que hay algunos temas que me apasionan demasiado”. Lo más probable es que la discusión quede ahí y no tengáis que soportar una semana entera sin hablaros.

3. Recuerda un éxito del pasado para corregir un fallo actual

Suele ser muy útil en esos trabajos de grupo a los que todos estamos condenados durante nuestra vida académica. Normalmente en esos trabajos tienes que ponerte de acuerdo con tus amigos o compañeros de clase a los que ya conoces y con los que ya has trabajado antes.

Si llega el momento en el que el trabajo no avanza y se convierte en un constante tira y afloja insoportable, puedes sacar a la luz tu capacidad conciliadora y recordarles que “los anteriores trabajos juntos salieron muy bien, no tenemos por qué cambiar eso ahora”.

4. Reformular y aclarar

En medio de una discusión muchas veces decimos cosas ofensivas sin darnos cuenta. Herimos al otro con palabras que soltamos a mansalva y sin pensar demasiado en lo que estamos diciendo. En esos momentos lo mejor que puedes hacer no es insultar de vuelta sino darle al otro la oportunidad de que corrija lo que acaba de decir.

Si en un avión tu asiento reclinado molesta al de atrás y este en vez de pedirte educadamente que lo pongas recto te suelta algún improperio propio de alguien que se ha pasado 5 horas esperando un vuelo con retraso, lo único que tienes que hacer es decirle “¿ha dicho lo que creo que he oído?” Sus neuronas comenzarán a trabajar y se darán cuenta de que no tiene por qué insultarte.

5. Reequilibrar o ajustar la potencia del otro

Muchas veces, la gente cede su poder cuando permiten que otra persona desprecie su trabajo o las haga sentir miserables. Una crítica destructiva o un comentario negativo e hiriente realizado deliberadamente pueden impactar en nosotros con la fuerza de una bomba atómica.

Sin embargo puedes hacer que todas las malignas intenciones de tu interlocutor queden reducidas a cenizas con una frase tan simple como “afortunadamente, tus intenciones de ofenderme no me afectan”.

6. Haz una pregunta

Antes de ponerte a discutir comprueba que tus percepciones negativas son ciertas o no. “¿Puedes aclararme lo que querías decir?”.

7. Reorganizar y cambiar la prioridad de los temas

Cuando una conversación parece un tenebroso callejón sin salida lo mejor que puedes hacer es desviar la atención de lo personal para centrarla en el proceso. “Parece que estamos de acuerdo en el qué pero no en el cómo”, puede ser la frase que te salve la vida y deje a mitad la discusión que empezaba a caldearse.

Con estos 7 simples consejos, seguro que la próxima vez que tengas que enfrentarte a una confusión en una conversación saldrás completamente airoso y evitarás más de una discusión desagradable que no lleva a ninguna parte.

http://www.playgroundmag.net/noticias/actualidad/cosas-decir-conversacion-transforma-discusion_0_1756624340.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s