El piscólogo que quiere enseñarte las emociones que nunca supiste que tenías

, viernes 27 de enero de 2017

¿Alguna vez te has sentido un poco mbuki-mvuki?

Ya, problablemente no tienes ni idea de lo que es, pero se trata de esa sensación de venirte arriba y querer ir quitándote la ropa mientras bailas. O quizás un poco kilig, cuando te sube ese hormigueo mientras hablas con alguien que te gusta. Puede que te hayas notado uitwaaien, revitalizado después de un paseo en el viento.

Son palabras cogidas del bantú, tagalo y neerlandés, y que no tienen una traducción directa en nuestro idioma. Todas ellas representan emociones muy concretas que no tienen lugar en nuestra lengua. Y eso es lo que Positive Lexicography Project quiere cambiar.

Positive Lexicography es un proyecto llevado a cabo por Tim Lomas, de la Universidad de East London, que pretende capturar los diferentes matices de las emociones positivas del mundo, aunque algunas tengan un regusto agridulce.

Lomas cree que, incorporando estos términos en nuestro léxico habitual, podríamos ser más conscientes de lo que estamos sintiendo e incluso apreciar nuestras propias emociones de una forma que hasta ahora no habíamos sido capaces. “Nos ofrecen una forma muy diferente de ver el mundo”.

Muchos de los términos se refieren a sentimientos muy positivos que dependen de circunstancias muy concretas.

Desbundar (portugués) – desatarse por completo a causa de la diversión.

Tarab (árabe) – un estado de éxtasis o encantamiento producido por la música.

Shinrin-yoku (japonés) – la relajación causada por bañarse en el bosque, de forma figurada o literal.

Gigil (tagalo) – el irresistible impulso de pellizcar o estrujar a alguien porque son queridos o deseados.

Yuan bei (chino) – un sentimiento de completa y perfecta satisfacción.

Iktsuarpok (inuit) – la anticipación que se siente al estar esperando a alguien en la que uno no para de salir fuera para ver si han llegado.

Otros, en cambio, representan experiencias agridulces y complejas que podrían ser cruciales para nuestro desarrollo personal, como saudade (en portugués, una enorme nostalgia, incluso por algo que ni si quiera existe) o wabi-sabi (en japonés, que habla de la belleza de la imperfección).

Natsukashii (japonés) – un anhelo nostálgico por el pasado, con felicidad por la memoria querida, pero al mismo tiempo tristeza de que haya terminado.

Wabi-sabi (japonés) – una visión oscura, desoladora y sublime centrada en la transitoriedad y la imperfección de la belleza.

Saudade (portugués) – un anhelo nostálgico por una persona, lugar o cosa muy lejana en el espacio tiempo, incluso una melancolía soñadora por algo que ni siquiera existe.

Sehnsucht (alemán) – literalmente “anhelos de vida”, una intenso deseo de formas diferentes de realizarse en la vida, incluso cuando son inalcanzables.

Además, Lomas ha añadido otras que tienen relación con características y comportamientos personales que pueden determinar nuestro bienestar y nuestra forma de interactuar con los demás.

Dadirri (aborigen australiano) – un acto profundo y espiritual de escuchar a otro de forma respetuosa y reflexiva.

Pihentagyú (húngaro) – literalmente significa “con cerebro relajado”, describe a personas con un ingenio rápido que siempre tienen bromas ingeniosas y soluciones.

Desenrascanço (portugués) – desentenderse con arte de una situación problemática.

Sukha (sánscrtio) – felicidad genuina con independencia de las circunstancias.

Orenda (lengua iroquesa) – el poder humano de cambiar el mundo en contra de fuerzas tan poderosas como el destino.

En un futuro, Lomas espera que otros psicólogos también comiencen a explorar las causas y consecuencias que conllevan estos términos y, sobre todo, observar si familiarizarnos con ellos consigue cambiar nuestra forma de sentirnos, haciendo que nos fijemos en emociones que hasta ahora ignorábamos.

“En nuestra corriente de conciencia – ese mix de diferentes sensaciones, sentimientos y emociones – hay tanto que procesar que muchas cosas que nos pasan por alto”, dice Lomas. “Esos sentimientos que hemos aprendido a reconocer y etiquetar son aquellos de los que nos percatamos, pero hay muchos más de los que puede que no nos estemos dando cuenta. Así que creo que si nos dan estas nuevas palabras podría ayudarnos a articular nuevas áreas de experiencia que solo hemos percibido tenuemente”.

http://www.playgroundmag.net/noticias/Lost-traslation-emociones-intraducibles-sabias_0_1909609035.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s